domingo, 12 de marzo de 2017

Lo vacío puebla el paisaje.....- Por Jimmy Valdez-Osaku.-NY

Lo vacío puebla el paisaje roído de la luna. Un costal amorfo vomita sus entrañas, moja el hendido esqueleto en el camino (mientras la mar se amotina cincel en mano). Mil exilios permanecen frente a guarda fronteras de terracota y el viento se ve tan inútil.
En síntesis, se quiere volver a casa (todos ya podridos, todos ya cansados, con el color distinto de la vejez indescifrable).
-Nos expulsó la noche, la gárgola, los relojes, cientos de moscas agoreras. Hoy hemos vuelto, inusitadamente sobre nuestros pasos, a mirar desde lejos la gris iluminación doméstica.
Aquella fue mi casa, aquella mi habitación. Aquello el primer beso y/o  hedor amargo del cuchillo (jamás supe que desde aquella tarde desandaríamos dunas y desiertos buscando escapar de la muerte).-
No hay dudas de que todo el follaje que vemos (desde un cerro asustado y remoto) son espinos en el azogue del canto… Eso dice mi padre, eso dice el abuelo, y yo lo repito por mero ardor hereditario, con nostalgia, contrarrevolucionariamente…
¿Qué sucede allá dentro, qué esquina se pronuncia en favor de las acritudes, de las sombras? Entonces decido penetrar las cenizas, entrar al infierno, ser decapitado por soldaditos rotos nacidos en la falsa.
Nadie me detiene. Nadie me golpea. Nadie pone un muro o mazmorras de resquebrajos. Todos me abrazan de inusitada manera. El eterno funeral parece estar de fiesta, trae guayabera amarillenta, roída, incompresiblemente sonriente.
Es un espejismo la cartelera (el mar que desde lejos se hacía gris,  despierta un color azul con los primeros rayos de sol).
-¡Un día volveremos!- Retumban voces en la memoria. -¡Ya estoy aquí!- me digo. En el autobús todos exponen su disgusto “Cuba ha perdido en beisbol” verdadera desgracia nacional!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada